0 Comentarios
Compartir noticia en:

Cada vez más se recomienda lo que se llama "envejecimiento activo" como antídoto de los ancianos para prevenir enfermedades físicas y psicológicas.  

Dependiendo del estado del anciano, el "envejecimiento activo" se puede realizar por ejemplo viajando en grupo, realizando actividades en los centros de día de mayores, etc. En el caso de ancianos con movilidad reducida, ese "envejecimiento activo" se puede realizar, principalmente, con juegos de menos y gimnasia.

En SeyerHogar tratamos a nuestros mayores de manera personalizada y diseñamos para cada uno de ellos las actividades que mejor se adapten para ejercitar su cuerpo y mente.

0 Comentarios
Compartir noticia en:

Las pérdida de memoria en los ancianos pueden tener diferentes orígenes y no siempre hay que atribuirlo al temido alzheimer. Las causas más habituales suelen ser las siguientes:

Enfermedades degenerativas como el Alzheimer provocan perdida de memoria. De hecho, uno de los primeros síntomas del Alzheimer es la dificultad para recordar cosas cercanas en el tiempo. 

Estrés y problemas emocionales. Estas situaciones pueden hacer que la persona parezca más olvidadiza y despistada. Esta situación es temporal cuando se actúa para reducir la situación del estrés.

Déficits nutricionales. El más importante es la vitamina B12. Una dieta desequilibrada del mayor puede provocar que no se ingieran alimentos ricos en B12.

Consumo de fármacos que tengan como efecto secundario la perdida de memoria. En este caso, lo más importante es consultar el prospecto de los fármacos que utilice la persona mayor.

Trastornos de salud pueden provocar pérdidas de memoria. Los más importantes son los que afectan a tiroides, hígado y riñones.